BENEFICIOS DEL AGUA

El agua es un componente esencial para la dieta que no aporta calorías. Es muy importante para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, ya que nos hidrata y transporta los nutrientes y otras sustancias además de proporcionarnos soporte para toda la actividad celular. También es un vehículo de excreción de sustancias de desecho y favorece la digestión, evitando sufrir estreñimiento y manteniendo el buen funcionamiento de los riñones. El agua regula la temperatura corporal y elimina toxinas a través de la sudor.

El ser humano adulto tiene un promedio del 65% de agua en su cuerpo. Esto puede variar en función del sexo, la edad, el estilo de vida y el clima donde se vive. A pesar de ser un componente esencial, el cuerpo humano no tiene capacidad para almacenarla y, por este motivo, es tan importante beber agua suficiente cada día, para mantener el organismo bien hidratado. Si además hace calor, hacemos actividad física intensa o si estamos enfermos como vómitos, diarreas o fiebre, las pérdidas de agua son mayores y es importante aumentar el consumo de agua.

Según la OMS y numerosos especialistas de la salud recomiendan consumir entre 2 y 3 litros de agua al día, de forma gradual. Se estima que del 20 al 30% de agua incorporada al organismo proviene de los alimentos, el 78-80% restante se incorpora al organismo mediante la ingesta directa de agua a pesar de la variabilidad que hay en función de la población, la edad y los hábitos alimentarios de cada uno.

Los alimentos que contienen más agua son las hortalizas (hasta un 95%), seguidas de las frutas (hasta un 91%), el yogurt (86%), el pescado blanco (82%) y, en quinta posición, los huevos (75%). Es éste contenido de agua de muchos alimentos que ayuda considerablemente a mantenernos a un nivel correcto de hidratación, sin embargo es indispensable la ingesta directa de agua.

Es importante que nos hidratamos bien durante todo el año, pero en verano tenemos que poner más atención a nuestra hidratación, ya que, al hacer más calor, nuestro cuerpo pierde más agua, sobretodo a través de la sudor. Aparte de que las temperaturas son más altas, en verano pasamos más horas al sol, a la playa o a la piscina.

A disfrutar del verano bien hidratados!!!