¿Qué ocurre cuando nos quemamos la lengua?

¿Quién no ha pecado de impaciencia por culpa del hambre y como consecuencia ha sufrido un quemazón en la lengua?

Pensamos que será una molestia que tan solo durará un rato… pero no es así, pasan las horas y el escozor sigue en tu lengua… y entonces piensas: “No lo volveré a hacer, la próxima vez seré más paciente” ¡pero no es verdad!, te encuentras otro día hambriento, con prisa y entonces volvemos a pecar de impacientes y nos vuelve a suceder exactamente lo mismo.

¡En fin… debe ser uno de los motivos por el cual la gula es un pecado capital!

Para saber como debe ser nuestra reacción nos basamos en las conclusiones de Alison Bruce, dermatóloga, y también de la dentista Alice Boghosian. 

En primer lugar es importante saber que beber líquidos o ingerir alimentos muy calientes puede llegar a causar quemaduras de primer grado en la lengua, la cual cosa nos causa la misma sensación que causaría una quemadura en cualquier otra parte de la piel.

Los síntomas que nos provoca son dolor, enrojecimiento e inflamación, cosa que provoca nuestro cuerpo para defenderse frente a esta incómoda situación. 

Si por desgracia sufrimos de esta quemadura, lo que tenemos que hacer instantáneamente es aplicar agua helada, ya que ayuda a reducir el calor de piel y reduce la inflamación, es importante que sea agua y no hielo, ya que este último nunca se debe aplicar directamente a la zona afectada. 

Finalmente lo que debes hacer es desinfectar y mantener limpia la zona afectada, ya que esto hará que la recuperación sea mas rápida para así volver a disponer de sensibilidad en la lengua y poder seguir disfrutando de aquello que tanto nos gusta… ¡La comida!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.