¿Sabes de qué están fabricados nuestros envases para platos?

Nuestros envases están fabricados por un productor europeo con altos estándares de calidad que consume energía 100% renovable y que cumple con toda la legislación vigente en materia de envases plásticos, y no contienen ningún tipo de bisfenol, unas sustancias que se han demostrado perjudiciales. Las barquetas para platos de Nostrum están fabricadas en tres materiales diferentes en función de su uso, y cada una de ellas en monomaterial, de forma que facilitamos la reciclabilidad.

 

Consumo en frío: envases de ensaladas, fruta y platos fríos (material APET). Es un material muy transparente, el mismo que se usa para hacer botellas de agua.

 

Consumo en caliente: materiales donde recalentar los platos en el microondas es seguro.

Barquetas transparentes (material PP). Es un material que aguanta altas temperaturas, el mismo del que están fabricados los tuppers.

Barquetas con el interior negro y el exterior de colores para platos excelentes y algunos segundos platos (material CPET). Es opaco y puede resistir altas temperaturas.

 

Nuestros envases pueden llegar a contener un 75% de plástico reciclado en forma de capa interna encapsulada en plástico virgen.

El plástico es un material que presenta muchas ventajas y por ello es ampliamente usado para multitud de aplicaciones, sobre todo en alimentación. Su fabricación necesita menos energía que el vidrio, y debido a su ligereza, su transporte y distribución tiene un menor impacto que otros materiales más pesados ​​como metales o vidrio.

Muy en contra de la creencia popular, los plásticos sólo terminan en el mar si se tiran por el WC o se dejan en la calle y son arrastrados por riadas cuando llueve. Por eso los plásticos son un material con muchas ventajas y poco impacto ambiental si se gestionan correctamente una vez finalizada su vida útil.

 

Nostrum quiere seguir reduciendo su impacto medioambiental, por eso está implementando un modelo de local más respetuoso con el medio ambiente, con el objetivo de que se extienda a todas las franquicias. Este tipo de locales disponen de un sistema de recogida selectiva de los residuos para facilitar al cliente a que separe las fracciones generadas. De esta forma, facilitamos el posterior reciclaje a las entidades que gestionan los residuos, consiguiendo que el plástico pase de ser un problema a ser un recurso para hacer nuevos productos.

 

Te invitamos a que nos dejes tus comentarios, ideas o sugerencias en el nuevo buzón medioambiental [email protected], ¡te escuchamos!